miércoles, 18 de enero de 2012

Algunos juegos ligeritos


Llevo unos días muy vago y apenas estoy escribiendo en el blog. Es curioso, porque la gente se propone en estas fechas escribir mas en las webs, y ser mas activos en las publicaciones y yo estoy nadando a contracorriente, mas vago que nunca. Romperé el hielo hoy para contaros las partidas que he jugado este fin de semana, ya que he estrenado un par de juegos con gente no jugona. 




Una reunión de amigos con mas de una cerveza en el cuerpo era buen momento para estrenar el Trogloditargh!. Un party game en el dos grupos de trogloditas intentan construir una estructura arquitectónica mas rápido que sus contrincantes. La gracia del juego es que uno de los componentes de cada grupo hace de Arquitecto y tiene una carta en la mano con la estructura a construir. El resto de compañeros son los obreros y deben montar la estructura con las indicaciones que reciban del arquitecto, pero en este juego no se puede hablar, o al menos en nuestro idioma. El arquitecto debe dar las indicaciones a los obreros utilizando el idioma troglodita, que es una mezcla de gestos, palabras impronunciables con significados ambiguos y golpes de cachiporra... y es que en el juego viene un par de cachiporras hinchables con la que los arquitectos confirmarán las construcciones de los obreros. En definitiva, un juego para reirse un rato y perder la verguenza... especialmente efectivo con grupos de 6 a 8 personas. Muy divertido y muy simple, perfecto para jugar con novatos y para juntar a toda la familia alrededor de la mesa tras una comida copiosa. No pagaría por el mas de 20€, pero lo conseguí estas navidades de saldo en las jugueterias DRIM a 10€ y es una buena compra. 

Despues jugamos al Dobble. Un juego de agudeza visual que viene en una lata redonda con unas cartas redondas cargadas de dibujitos. Entre cada una de las cartas del juego siempre se repite uno de los dibujos, y el juego consiste basicamente en localizar el dibujo que se repite para acumular puntos. Hay 5 tipos de juego diferente pero todos se limitan a encontrar los dibujos iguales entre las cartas. El juego es muy divertido, funciona con cualquier tipo de gente y es un éxito siempre que lo sacas a mesa con gente no jugona. A mi personalmente se me dan mal, y con eso no quiere decir que no me divierta, sino que me canso tras 5 partidas de quedar el último. Es un juego perfecto para regalar a alguien que no sea habitual de este mundillo, aunque personalmente me parece que el Fantasma BLITZ es bastante mejor porque siendo tambien de agudeza visual, tienes que usar la lógica y los componentes son mas chulos. 



Para acabar la sesión, estrenamos un juego que me regalaron en mi cumpleaños y que fué una completa sorpresa porque ni me lo esperaba ni lo había pedido. Escape From The Aliens In Outer Space es un juego de identidades secretas muy original y muy sencillo. Para empezar, su caja negra y elegante llama la atención. Cada jugador tendrá un plano de la nave representado con hexágonos y el objetivo del juego es escapar de la nave y llegar a las escotillas con vida. Eso sería fácil si la mitad de los jugadores no fuesen Aliens que quieren devorar a los jugadores. Los movimientos son secretos y se van apuntando con un lapiz en nuestro mapa. Tampoco sabemos quien es Alien y quien Humano... De vez en cuando, un jugador entra en una zona peligrosa en la que debes de comunicar tus coordenadas, pudiendo ser localizado por los aliens... La verdad es que es un juego muy sencillo de explicar y muy divertido. La partida fue muy corta, pero la verdad es que la primera sensación que me ha dejado es muy buena. Tal vez pueda inducir a error porque la temática tan oscura parece que no pegue con un juego tan fácil, pero funciona perfectamente con jugadores novatos. Aunque seguro que es mas dificil poner a jugar a tu abuela si la temática es ALIEN... Espero jugar mas partidas para ver si tiene rejugabilidad...